Colegio  | Pagina inicial del Colegio
UNIDAD EDUCATIVA COLEGIO AMERICO VESPUCIO
UNIDAD EDUCATIVA COLEGIO AMERICO VESPUCIO




La Unidad Educativa Colegio “Américo Vespucio”, fue creada el 27 de Mayo de 1958 en la Urbanización “La Carlota”, Caracas, comenzando a funcionar con treinta y cinco (35) alumnos, repartidos entre Preescolar y Educación Básica hasta cuarto grado. Se trataba de niños que llegaban de Italia con sus padres inmigrantes, algunos de los cuales con años de primarias iniciadas en la tierra de origen. Lo que significa que en un principio la creación de dicho centro escolar tenía como objetivo permitir la continuación de sus estudios en italiano a esos alumnos cuyos padres seguramente soñaban con regresar más pronto que tarde a su patria, pero que luego la realidad demostraría lo contrario. La fundadora fue la Profesora Maria Cerolini, maestra graduada en Italia, país donde ejerció la profesión por cuarenta y cinco (45) años y que después de jubilarse fijó su residencia en Venezuela.

En 1961, la Unidad Educativa fue trasladada a una sede con más capacidad en la urbanización Santa Cecilia, pues su población estudiantil ya alcanzaba la cantidad de ciento cincuenta (150) alumnos.

En menos de dos años, su matrícula se duplica entre alumnos de primaria de la escuela básica tanto que su fundadora se ve obligada no solo a buscar una sede más amplia, cambiándose definitivamente para la Urbanización Los Chorros, Avenida Principal, Quinta “La Linda” N° 16, sino a transformarse en escuela nacional y por lo tanto a introducir el currículo venezolano, obteniendo los respectivos permisos de funcionamiento por el Ministerio de Educación de Venezuela. Aun así, sigue la tradición de impartir la lengua italiana, la cual sigue hasta nuestros días.

En 1961, la Unidad Educativa fue trasladada a una sede con más capacidad en la urbanización Santa Cecilia, pues su población estudiantil ya alcanzaba la cantidad de ciento cincuenta (150) alumnos.

En menos de dos años, su matrícula se duplica entre alumnos de primaria de la escuela básica tanto que su fundadora se ve obligada no solo a buscar una sede más amplia, cambiándose definitivamente para la Urbanización Los Chorros, Avenida Principal, Quinta “La Linda” N° 16, sino a transformarse en escuela nacional y por lo tanto a introducir el currículo venezolano, obteniendo los respectivos permisos de funcionamiento por el Ministerio de Educación de Venezuela. Aun así, sigue la tradición de impartir la lengua italiana, la cual sigue hasta nuestros días.

Para 1967 se crea la tercera etapa de Educación Primaria, y el Bachillerato con la mención de Ciencias. La  novedad, sin embargo, es que en este mismo año la unidad Educativa Américo Vespucio, también obtiene permiso del Ministerio de Educación de Italia para abrir la llamada “Scuola Media”, que tomo el nombre de Dante Alighieri, mediante la cual se daba oportunidad a los muchachos de seguir sus estudios en la modalidad italiana, pues la misma permitía continuar si ningún tipo de reválida el íter académico en Italia. Es más las autoridades escolares italianas apreciaron tanto la iniciativa de la profesora María Cerolini que tres años más tarde, en 1970, otorgaron permiso para que también se abriera formalmente el instituto Luigi Einaudi, con las especializaciones de Geometría y Ragioneria, suerte de estudios en topografía y contabilidad, dictados en italiano en su totalidad, y reconocidos n la madre patria para poder continuar estudios universitarios en cualquier Ateneo público o privado de la Península.

Por otra parte la profesora Cerolini, con la ayuda incansable de sus hijos Francesco y Soledad su esposa, animosa por ofrecer cada día una mejor educación, en 1981, inscribe ante la Oficina Subalterna del Cuarto Circuito de Registro del Distrito Sucre del Estado Miranda, la Sociedad Civil Instituto Universitario Tecnológico Américo Vespucio, quedando registrada bajo el N° 34, tomo 6, Protocolo Primero.

Solo después de ocho años en 1988, se otorgan finalmente los permisos de rigor, y nace asi el Instituto Universitario Tecnológico “Américo Vespucio” (IUTAV), según Decreto N° 2522 de fecha 27 de Octubre de 1988. De esta manera queda autorizado para ofrecer en su sede principal, en la ciudad de Caracas, Región Capital, la especialidad de Técnico Superior en Administración, mención Administración de Empresas, y Contabilidad y Finanzas.

Lastimosamente, Doña María Cerolini no vera realizado este otro sueño de su vida. Sube a la gloria el 7 de enero de ese mismo año, pocos meses antes de abrirse las primeras carreras mencionadas.

En los sucesivos catorce años el IUTAV, ya bajo la rienda innovadora de Francesco y Soledad Di Paolo, abre otras dos carreras, a saber: Informática y Publicidad y Mercadeo. En el año 2002 se firma un convenio con la Universidad Nacional Abierta para que los T.S.U egresados del IUTAV puedan realizar equivalencias y proseguir estudios de Licenciatura, garantizándoles un trato preferencial con relación a todos los trámites que se requieran con dicha universidad.

Ese mismo año, el 25 de junio de 2002, el Ministerio de Educación Superior mediante Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 37471 aprueban el funcionamiento de tres nuevas carreras:

  • S.U. en Administración Tributaria
  • S.U. en Turismo y Hotelería
  • S.U. en Idiomas Modernos (cuenta con el aval de la Escuela de Idiomas de la UVC).

El trabajo arduo y constante de Directivos y Docentes, se ha visto compensado con sendos reconocimientos internacionales a la excelencia académica: el Premio del Consejo Iberoamericano que tiene su sede en Lima – Perú y el Trofeo de la Organización de las Américas que opera en Brasil.

Para 1967 se crea la tercera etapa de Educación Primaria, y el Bachillerato con la mención de Ciencias. La  novedad, sin embargo, es que en este mismo año la unidad Educativa Américo Vespucio, también obtiene permiso del Ministerio de Educación de Italia para abrir la llamada “Scuola Media”, que tomo el nombre de Dante Alighieri, mediante la cual se daba oportunidad a los muchachos de seguir sus estudios en la modalidad italiana, pues la misma permitía continuar si ningún tipo de reválida el íter académico en Italia. Es más las autoridades escolares italianas apreciaron tanto la iniciativa de la profesora María Cerolini que tres años más tarde, en 1970, otorgaron permiso para que también se abriera formalmente el instituto Luigi Einaudi, con las especializaciones de Geometría y Ragioneria, suerte de estudios en topografía y contabilidad, dictados en italiano en su totalidad, y reconocidos n la madre patria para poder continuar estudios universitarios en cualquier Ateneo público o privado de la Península.

Por otra parte la profesora Cerolini, con la ayuda incansable de sus hijos Francesco y Soledad su esposa, animosa por ofrecer cada día una mejor educación, en 1981, inscribe ante la Oficina Subalterna del Cuarto Circuito de Registro del Distrito Sucre del Estado Miranda, la Sociedad Civil Instituto Universitario Tecnológico Américo Vespucio, quedando registrada bajo el N° 34, tomo 6, Protocolo Primero.

Solo después de ocho años en 1988, se otorgan finalmente los permisos de rigor, y nace asi el Instituto Universitario Tecnológico “Américo Vespucio” (IUTAV), según Decreto N° 2522 de fecha 27 de Octubre de 1988. De esta manera queda autorizado para ofrecer en su sede principal, en la ciudad de Caracas, Región Capital, la especialidad de Técnico Superior en Administración, mención Administración de Empresas, y Contabilidad y Finanzas.

Lastimosamente, Doña María Cerolini no vera realizado este otro sueño de su vida. Sube a la gloria el 7 de enero de ese mismo año, pocos meses antes de abrirse las primeras carreras mencionadas.

En los sucesivos catorce años el IUTAV, ya bajo la rienda innovadora de Francesco y Soledad Di Paolo, abre otras dos carreras, a saber: Informática y Publicidad y Mercadeo. En el año 2002 se firma un convenio con la Universidad Nacional Abierta para que los T.S.U egresados del IUTAV puedan realizar equivalencias y proseguir estudios de Licenciatura, garantizándoles un trato preferencial con relación a todos los trámites que se requieran con dicha universidad.

Ese mismo año, el 25 de junio de 2002, el Ministerio de Educación Superior mediante Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 37471 aprueban el funcionamiento de tres nuevas carreras:

  • T.S.U. en Administración Tributaria
  • T.S.U. en Turismo y Hotelería
  • T.S.U. en Idiomas Modernos (cuenta con el aval de la Escuela de Idiomas de la UVC).

El trabajo arduo y constante de Directivos y Docentes, se ha visto compensado con sendos reconocimientos internacionales a la excelencia académica: el Premio del Consejo Iberoamericano que tiene su sede en Lima – Perú y el Trofeo de la Organización de las Américas que opera en Brasil.